Home

BRANDING

Aprende a diferenciar entre acreedor y proveedor

Entre tantos conceptos es fácil confundir qué es un acreedor y qué es un proveedor. Pasa más a menudo de lo que creéis, por ello hemos decidido explicar, largo y tendido, las diferencias que subsisten entre ambos conceptos. Así que os recomendamos que visites esta pagina en donde tendras mas claridad del concepto y asi podras aplicarlo en tu negocio: https://es.shopify.com/enciclopedia/cuentas-por-pagar

Acreedor

Acreedor viene a ser el sujeto activo de una relación jurídica, es decir, el que tiene que recibir la contraprestación o el cumplimiento de la obligación pactada. Viene a ser el vendedor de un producto, el prestamista o el banco con la hipoteca de la casa. Es el sujeto poderoso de la relación el cual exige un cumplimiento.

Proveedor

Proveedor es la persona física o jurídica con quien nos hemos obligado al comprar un producto que está relacionado con la actividad de la empresa. Básicamente, es quien surte de producto a la empresa para que ésta pueda ejercer su actividad, ya sea vendedora o productora. En un bar, por ejemplo, los proveedores serían las empresas de bebida como Coca-Cola, Guiness, etc.

Diferencias

La principal diferencia que encontramos es a efectos de contabilidad financiera empresarial básica: acreedor es la persona a la que le debemos dinero, pero no por algo relacionado con la empresa (empresa de cerveza, compra equipos informáticos); proveedor, es la persona a la que le debemos dinero, pero por algo relacionado con la empresa (la cebada, el cristal de las botellas, etc.).

Diferencias de pago

No se paga de la misma forma a un acreedor que a un proveedor. Lamentablemente, a los acreedores les da igual el producto que fabriques, sólo quieren que les pagues a tiempo y que tengas solvencia para ello.

Los proveedores también quieren que les paguen en su debido momento, pero es una relación contractual menos gravosa para la empresa, ya que las condiciones de pago suelen ser más asequibles que las de un mero acreedor.

Diferencias de pago

Hacemos referencia a lo que llamamos “letra”, una obligación de pago. La letra de un acreedor, casi siempre, va a ser más cara que la de un proveedor, ya que no le importa tu actividad. Sin embargo, el proveedor sí se interesa por tu actividad, mientras tú funciones a él le entra dinero.

Por ello, la letra de un acreedor será más cara o tendrá condiciones más gravosas (TAE más alto, más interés, penalizaciones fuertes por demora) que la de un proveedor (Financiación con tipo bajo, mejores plazos, etc.).

No siempre es así

Como todo en esta vida, hay proveedores que te pueden hacer la vida imposible y que no te interesan en tu negocio. Por ello, siempre hay que concertar varias vistas con distintos proveedores para saber con quién quedarte y hacer negocios. Tu proveedor tiene que ser una persona de confianza, no al nivel de un socio, pero tu negocio va a depender de él.

Por otro lado, también existen proveedores que nos hacen la vida bastante asequible, aunque, lamentablemente, no suele ser así. Si, por ejemplo, tenemos que alquilar una nave industrial donde almacenar todo o asentar nuestra productividad, el arrendador que nos alquilará esa nave será el acreedor y puede que consigamos un buen trato.

Conclusión

Ni uno es peor, ni otro es mejor: cada uno cumple una función y vela por sus intereses. Los intereses del proveedor es que siga vendiéndote producto; el objetivo del acreedor es que le pagues la letra o cumplas tu obligación. Son objetivos distintos, pero que están relacionados entre sí porque si no vendes, no puedes pagar ¿Cierto?